Guía Definitiva Sobre Desengrasantes y Lipiadores de Precisión

¿Qué es un desengrasante?

Un desengrasante (también llamado limpiador de precisión, limpiador para mantenimiento y, en el caso específico de la reparación de automóviles, limpiador de carburadores y limpiador de frenos) es un limpiador a base de agua o solvente diseñado para eliminar grasa, aceites, fluidos de corte, inhibidores de corrosión, suciedad debida al manejo, huellas dactilares y otros contaminantes comunes en ensambles, estampados, otros tipos de fabricación de metales, refinerías, reparaciones de motores, hangares de aviones y muchas otras aplicaciones.

El objetivo es eliminar los contaminantes lo más rápido posible, evitando frotar y tallar mucho de ser posible. Por lo general, los solventes desengrasantes vienen en envases de aerosol presurizados para mayor comodidad y para producir un rocío fuerte que genere agitación y penetre en todas las ranuras.

Los desengrasantes a base de agua comúnmente vienen en atomizadores con gatillo o recipientes por galones o barriles para inmersión o limpieza de sistemas por lotes.

Para que la limpieza sea más automatizada, se pueden utilizar equipos especializados como desengrasantes ultrasónicos o a vapor. Estos siguen un proceso más fácilmente repetible que resulta más adecuado para situaciones de limpieza más delicadas, como el uso en la industria aeroespacial y en la electrónica médica.

Chemtronics ofrece una gran variedad de desengrasantes y limpiadores de precisión bajo las marcas Electro-Wash® y Max-Kleen™, que incluyen desde limpiadores económicos para la industria pesada hasta solventes de alta precisión para piezas delicadas.

 

¿Por qué necesito un desengrasante?

La respuesta varía y depende en gran medida del uso. La contaminación por polvo, suciedad, grasa y óxido puede causar corrosión, resbalones, sobrecalentamiento, un incremento de la resistencia eléctrica en las zonas de contacto y muchos otros problemas.

Los limpiadores desengrasantes están diseñados para limpiar una amplia variedad de suciedad, aceites, grasas, óxidos y contaminación debida al manejo de equipos y ensambles entre los que se encuentran:

  • Uniones de cables metálicos y de fibra óptica
  • Motores y transformadores
  • Controladores Lógicos Programables (PLC, por sus siglas en inglés)
  • Conjuntos neumáticos e hidráulicos
  • Aparatos eléctricos y electrónicos
  • Medidores/Dispositivos de medición

Los desengrasantes de uso industrial permiten eliminar de manera rápida y sencilla la grasa, el alquitrán, el asfalto, el aceite y la mugre. Para la potencia adicional que sus tareas de desengrasado difíciles requieren, incluyendo:

  • Embragues, armazones, generadores y compresores
  • Motores y equipos eléctricos
  • Rodamientos, cadenas, cables, poleas y engranajes
  • Frenos, resortes y volantes

 

¿Cuál es la diferencia entre un desengrasante y un limpiador de contactos?

Los desengrasantes están diseñados para limpiar una amplia variedad de suciedad, aceites, grasas, óxidos y contaminantes debido al manejo de equipos y ensambles, mientras que un limpiador de contactos hace lo mismo, pero específicamente para los contactos eléctricos.

Un limpiador de contactos (también llamado limpiador eléctrico, limpiador de interruptores, limpiador de contactos eléctricos y, en el caso específico de las reparaciones automotrices, limpiador de terminales de baterías) es un solvente de limpieza diseñado para eliminar los contaminantes de los contactos eléctricos, las superficies conductoras de los conectores, los interruptores y otras partes eléctricas y electrónicas con contactos de superficies que se mueven.

El objetivo es eliminar los contaminantes aislantes lo más rápido posible, evitando frotar y tallar mucho de ser posible. Por lo general, los solventes de limpieza de contactos vienen en envases de aerosol presurizados para mayor comodidad y para producir un rocío fuerte que genere agitación y penetre en todas las ranuras de los conectores.

 

¿En qué debo fijarme al elegir un desengrasante?

Al igual que al momento de seleccionar cualquier otro producto, hay varias opciones disponibles y pros y contras a considerar. Es tentador dejarse llevar directamente por el precio más bajo, pero hay otros factores que pueden tener un gran impacto en el rendimiento y la seguridad:

Inflamabilidad: Muchos desengrasantes disponibles en el mercado contienen alcoholes y solventes de hidrocarburos, los cuales son altamente inflamables. Son limpiadores económicos y, por lo general, efectivos, pero pueden representar un riesgo para la seguridad sin la ventilación adecuada y si hay llamas, chispas (por ejemplo, al soldar) o superficies calientes cerca. Hay desengrasantes no inflamables que sirven para evitar estos problemas de seguridad, sin embargo, podrían tener precios elevados. Algunos limpiadores no inflamables también suponen problemas graves de toxicidad y podrían contener materiales tóxicos como percloroetileno, tricloroetileno o bromuro de n-propilo. Los solventes con alto punto de inflamación (a menudo llamados "de alta inflamación") siguen siendo inflamables, pero es menos probable que los vapores ardan a temperaturas ambiente normales (por ejemplo, por debajo de 140 °F/60 °C).

Rigidez dieléctrica: Si tiene previsto eliminar la grasa y la suciedad cuando los equipos estén encendidos, o pudiera tener que encenderlos antes de que el solvente se haya evaporado por completo, debe buscar un limpiador con la mayor rigidez dieléctrica posible. Siempre debe conocer el amperaje y el voltaje de los circuitos que quiere limpiar antes de rociar cualquier cosa sobre ellos, así como evaluar qué tan adecuado es el limpiador según el uso que le dé. La rigidez dieléctrica es el campo eléctrico máximo que el material puede soportar antes de perder sus propiedades aislantes. En otras palabras, cuanto menor sea la rigidez dieléctrica, más probable es que las pierda y permita que la electricidad fluya a través de él, causando un cortocircuito y/o un problema de seguridad grave.

Compatibilidad del plástico/hule: Si bien no representa un problema para la limpieza de los metales, se debe prestar especial atención a los envases y las piezas de plástico, incluyendo las juntas de hule, al implementar un nuevo proceso de limpieza. Si el solvente empleado en un desengrasante no es compatible con el plástico, puede agrietar, debilitar o ablandar el material. Las juntas de hule pueden agrandarse, encogerse o incluso disolverse si son expuestas a un solvente fuerte. Siempre debe probar un desengrasante nuevo antes de usarlo a fondo en su nuevo (y costoso) equipo.

Toxicidad: El bromuro de n-propilo (nPB), el tricloroetileno (TCE) y el percloroetileno (Perc) son productos químicos tóxicos empleados comúnmente en los desengrasantes para ofrecer resultados de limpieza en una fórmula no inflamable. Hay ejemplos documentados en los que los trabajadores sufrieron graves problemas de salud cuando estuvieron expuestos a altos niveles de estos químicos. Los trabajadores se quejaron de dolores de cabeza, mareos e incluso la pérdida del control de todo el cuerpo. Otros estudios han mostrado una posible relación con problemas reproductivos y cáncer. Estos riesgos han orillado a las instalaciones de mantenimiento a reconsiderar sus opciones en cuanto a solventes, especialmente en el caso de la limpieza manual, en la que la exposición tiende a ser mayor que en los procesos de limpieza más automatizados.

Problemas ambientales: Anteriormente, la reducción del ozono era uno de los problemas sobre el uso de limpiadores de contactos que contenían clorofluorocarbonos (CFC), como el antiguo freón, e hidroclorofluorocarbonos (HCFC), como el AK-225. Dado que dichos solventes ya no se encuentran disponibles en el mercado comercial de Norteamérica, la atención se ha centrado en los compuestos orgánicos volátiles (COV), solventes que se añaden al smog o solventes con alto potencial de calentamiento global (PCG). Algunas regulaciones estatales (por ejemplo, de la Junta de Recursos del Aire de California o CARB, por sus siglas en inglés), municipales e incluso específicas de la industria restringen el uso de materiales con alto contenido de COV o PCG.

 

 

¿Cuáles son los procesos de limpieza a considerar para desengrasar?

Métodos de desengrasado manual

El desengrasado puede hacerse en la mesa de trabajo, en la estación de trabajo o en el campo, lo que, por lo general, requiere un método de limpieza manual. Los métodos de limpieza manuales usualmente son más laboriosos y menos repetibles, por lo que los resultados pueden variar de un operador a otro.

  • Aerosol: Los desengrasantes en aerosol tienen la ventaja de venir en un sistema sellado, lo que garantiza un solvente fresco en todo momento y la agitación producto de la presión y el patrón de pulverización. Generalmente, se incluye un accesorio de aplicación para rociar en áreas con mayor precisión.

  • Atomizador de gatillo: Las botellas atomizadoras de gatillo son más comunes en los limpiadores a base de agua y alcohol isopropílico (IPA), pero no en el caso de los limpiadores agresivos con solventes.

  • Inmersión en líquido: La pieza se puede sumergir en una bandeja o cubeta con solvente de limpieza; se usan herramientas de limpieza como hisopos y cepillos en la suciedad más difícil de quitar, según sea necesario. Los resultados de limpieza pueden mejorarse aún más calentando el solvente, pero esto solo debe hacerse con desengrasantes no inflamables.

  • Toallitas e hisopos presaturados: Para mayor comodidad, hay toallitas e hisopos presaturados con un solvente suave, como el alcohol isopropílico.

Métodos de desengrasado automatizados o semiautomatizados

Para una limpieza de mayor volumen, como en una operación de fabricación, estampado o conformado, o si se requiere una variabilidad reducida, como en aplicaciones delicadas en la electrónica aeroespacial y médica, se emplean métodos de limpieza más automatizados.

  • Ultrasónico: El equipo de limpieza ultrasónico utiliza ondas de sonido para generar implosiones dentro de la grasa, lo que la separa y levanta de la pieza. La mayoría de los equipos ofrecen la opción de calentar el solvente para mejorar los resultados de la limpieza. Haga uso de esta opción únicamente con un desengrasante no inflamable. La contaminación cruzada puede suponer un problema, por lo que debe cambiar el solvente con frecuencia. La limpieza ultrasónica puede ser demasiado agresiva en piezas y materiales delicados.

  • Desengrasante a vapor: El desengrasado a vapor es el proceso preferido para una limpieza de la más alta precisión, como la que se hace en piezas médicas y aeroespaciales. Las piezas se pueden sumergir en un depósito de solvente hirviendo, en uno de enjuague ultrasónico y enjuagarse en vapores de solvente. Es necesario utilizar solventes especiales que sean azeótropos o casi azeótropos, de modo que no cambien al ser hervidos y reconstituidos en un ciclo constante.

  • Túnel de lavado: Es básicamente un lavavajillas o un lavado de autos para piezas. Las piezas permanecen fijas en un estante o van en una cinta transportadora, y el agente desengrasante (por lo general, a base de agua y altamente cáustico) es rociado sobre las piezas.

 

¿Un desengrasante debe ser no inflamable?

Si bien no siempre es necesario, un desengrasante no inflamable sería la opción más segura si los vapores o el líquido pudieran estar expuestos a chispas, llamas o superficies calientes. Evidentemente, cuando el dispositivo eléctrico se encuentra encendido, existe una gran posibilidad de que se produzcan chispas.

Muchos desengrasantes disponibles en el mercado contienen alcoholes y solventes de hidrocarburos, los cuales son altamente inflamables. Son limpiadores económicos y eficaces, pero pueden representar un riesgo para la seguridad sin la ventilación adecuada y si hay llamas, chispas (por ejemplo, al soldar) o superficies calientes cerca. Existen limpiadores de contactos no inflamables para evitar estos problemas de seguridad.

Es fácil encontrar desengrasantes no inflamables, aunque generalmente son más caros que los desengrasantes inflamables. Chemtronics cuenta con varios desengrasantes no inflamables, entre ellos Electro-Wash® VZ, Electro-Wash CZ, Electro-Wash Delta, Electro-Wash QD, Electro-Wash NXO y Electro-Wash Two Step.


El método más común para identificar el grado de inflamabilidad de un desengrasante es el pictograma de inflamabilidad (consulte el símbolo en forma de rombo anterior) del Sistema Globalmente Armonizado (GHS, por sus siglas en inglés). A menos que un desengrasante pase una prueba muy rigurosa, debe tener el pictograma de inflamabilidad en la etiqueta. En el caso de un limpiador en aerosol, la prueba consiste en rociar el solvente de limpieza durante 5 minutos en un barril que tiene una vela. Si no se enciende en ese periodo de tiempo, el limpiador se considera no inflamable.

Otros estándares, como el de la Asociación Nacional de Protección contra el Fuego (NFPA, por sus siglas en inglés) y el del Sistema de Identificación de Materiales Peligrosos (HMIS, por sus siglas en inglés), otorgan una clasificación de 0 a 4, en la que el cero corresponde al grado más bajo de inflamabilidad, es decir, no inflamable. Estas clasificaciones se derivan de una versión de una prueba para determinar el punto de inflamación. Para medir el punto de inflamación de un solvente, se calienta desde que está a temperatura ambiente hasta su punto de ebullición mientras se intenta encender los vapores con una chispa o un encendedor de algún tipo. Si los vapores se encienden, la temperatura del solvente calentado se registra al momento, lo que determina un punto de inflamación.

 

¿Qué significa de "alta inflamación" o "punto de inflamación"?

Puede que encuentre algunos desengrasantes que incluyen "Alto punto de inflamación" o "HF" en el nombre. Los solventes con alto punto de inflamación aún permiten la combustión, pero los vapores no se encienden a una temperatura ambiente normal (por ejemplo, por debajo de 140 °F/60 °C). Esta clasificación se deriva de una versión de una prueba para determinar el punto de inflamación. Para medir el punto de inflamación de un solvente, se calienta desde que está a temperatura ambiente hasta su punto de ebullición mientras se intenta encender los vapores con una chispa o una fuente de ignición. Si los vapores se encienden, la temperatura del solvente calentado se registra al momento, lo que determina un punto de inflamación.

Por lo general, se prefieren los desengrasantes con alto punto de inflamación porque tienen un costo relativamente bajo y se consideran más seguros de usar en condiciones normales de operación en comparación con los solventes altamente inflamables. Tenga en cuenta que los limpiadores con alto punto de inflamación frecuentemente contienen solventes a base de terpeno y/o solventes de d-limoneno a base de cítricos, los cuales presentan una evaporación extremadamente lenta. Mientras que un solvente a base de alcohol puede evaporarse por completo de un conector en cuestión de minutos, un solvente con alto punto de inflamación puede tardar horas.

 

¿Necesito cortar la corriente antes de limpiar el equipo eléctrico?

ANTES de comenzar a rociar, le recomendamos encarecidamente que corte la corriente para evitar que pudiera haber chispas, cortocircuitos o descargas eléctricas y otros riesgos de seguridad. Si, por cualquier motivo, no tiene manera de desconectar la fuente de alimentación, busque desengrasantes con una rigidez dieléctrica superior a 30 kV (30,000 voltios). Elegir un limpiador no inflamable también añade un nivel seguridad en caso de que se produzca una chispa.

 

¿Es seguro limpiar el equipo eléctrico mientras se encuentra encendido?

No es posible dar una respuesta definitiva para todas las circunstancias, debido a que la seguridad depende en gran medida de la cantidad de voltaje y amperaje, así como de factores ambientales como el lugar de trabajo. Por otra parte, elegir un desengrasante con alta rigidez dieléctrica o voltaje de ruptura (también conocido como tensión disruptiva) mejora la seguridad al momento de limpiar equipos con corriente. Un limpiador no inflamable también añade un nivel seguridad en caso de que se produzca una chispa.

 

¿Qué es la rigidez dieléctrica?

La rigidez dieléctrica se define como el campo eléctrico máximo que el material puede soportar bajo condiciones ideales sin "romperse". Romperse, este sentido, se describe como una falla de las propiedades aislantes, en la que la electricidad se libera de los conductores y quema un camino a través de la zona más débil de los materiales aislantes.

Y no es una falla que se dé con el tiempo. Tan pronto como haya suficiente electricidad libre, esta se descargará inmediatamente, o en cuestión de un nanosegundo, a través del material aislante. Si no se descarga, lo degradará intensamente hasta el punto en el que no tenga un uso como aislante.

Por lo tanto, usted querrá un limpiador con alta rigidez dieléctrica porque busca que limpie sin conducir la electricidad. Recuerde: ciertos sedimentos, como el carbono, son conductores eficientes de la electricidad, y resulta necesario tener en cuenta la combinación de la conductividad del sedimento y de la solución de limpieza. Usted querrá que el limpiador actúe como aislante para que lo(a) proteja mientras lo usa. Parece algo básico, pero debe limpiar una superficie energizada, no conducir electricidad hacia usted o su material aislante, y tampoco debe dañar o deteriorar el circuito que esté limpiando. Al momento de seleccionar un desengrasante, busque la rigidez dieléctrica en las especificaciones del producto. Cuanto mayor sea el número, mejor, y debe evitar rociar equipos con corriente con algo que esté por debajo de 30 kV (30,000 voltios).

 

¿Debería preocuparme por los empaques y las piezas de plástico, así como las juntas de hule, al desengrasar?

Si bien las superficies de contacto de los conectores son de metal, a menudo están dentro de plástico y juntas de hule para sellar todo del entorno exterior. Si el solvente empleado en un limpiador de contactos no es compatible con el plástico, puede agrietar, debilitar o ablandar el material. Las juntas de hule pueden agrandarse, encogerse o incluso disolverse si son expuestas a un solvente fuerte.

Los plásticos rígidos, como el ABS, el policarbonato (cuyo nombre comercial es Lexan) y los materiales acrílicos, como el plexiglás, pueden ser muy sensibles a los solventes agresivos como el tolueno, el xileno y la acetona. Los solventes a base de alcohol e hidrocarburos tienden a ser mejores para los plásticos delicados.

Las juntas o sellos de hule, silicona u otros elastómeros (materiales blandos) pueden agrandarse o encogerse al ser expuestas a solventes fuertes. Después de que el solvente se evapore, puede que vuelvan a sus tamaños originales o se deformen permanentemente, lo que afecta la efectividad del sello. Los materiales para sellar hechos a base de poliéster o teflón son menos propensos a sufrir este tipo de daño por el uso de solventes fuertes.

Siempre debe probar un desengrasante nuevo antes de darle cualquier uso cuestionable en algún equipo con corriente (y costoso). Si tiene que limpiar materiales muy sensibles, Chemtronics le ofrece Electro-Wash® CZ para obtener la mejor compatibilidad entre materiales.

 

¿Hay limpiadores que sean seguros para materiales de plástico y juntas de hule?

Los solventes a base de alcohol e hidrocarburos tienden a ser mejores para los plásticos delicados. Si tiene que limpiar materiales muy sensibles y requiere un solvente no inflamable, Chemtronics le ofrece Electro-Wash® CZ para obtener la mejor compatibilidad entre materiales.

 

¿Hay desengrasantes que sean más tóxicos que otros?

El bromuro de n-propilo (nPB), el tricloroetileno (TCE) y el percloroetileno (Perc) son productos químicos tóxicos empleados comúnmente en los desengrasantes para ofrecer resultados de limpieza en una fórmula no inflamable. Hay ejemplos documentados en los que los trabajadores sufrieron graves problemas de salud cuando estuvieron expuestos a altos niveles de estos químicos. Los trabajadores se quejaron de dolores de cabeza, mareos e incluso la pérdida del control de todo el cuerpo. Otros estudios han mostrado una posible relación con problemas reproductivos y cáncer.

Si bien las agencias federales han tardado en regular el nPB, la Comisión de Estándares de Salud y Seguridad en el Trabajo (OSHSB, por sus siglas en inglés) del estado de California tiene un Límite de Exposición Ocupacional (LEO) de 5 ppm y lo incluyó en su lista como un tóxico para el desarrollo/la reproducción en la Proposición 65. Pensilvania lo ha incluido en su lista de sustancias peligrosas. La Conferencia Americana de Higienistas Industriales Gubernamentales (ACGIH, por sus siglas en inglés) ha listado el Valor Límite Umbral (TLV, por sus siglas en inglés) para el nPB en 10 ppm, pero hay una propuesta para reducirlo a 0.1 ppm. De manera similar al TCE, PCE y MeCl en cuanto a toxicidad, el nPB ha sido denominado por el Programa de Toxicología Nacional (NTP, por sus siglas en inglés) como "considerablemente previsto como carcinógeno humano". (Fuente: NTP, "Report on Carcinogens, Thirteenth Edition: 1-Bromopropane", http://ntp.niehs.nih.gov/ntp/roc/content/profiles/bromopropane.pdf). El 1.º de enero del 2018, Ontario, Canadá implementó las recomendaciones de la ACGIH relativas al nPB.

Estos riesgos han orillado a las instalaciones de mantenimiento a reconsiderar sus opciones en cuanto a solventes, especialmente en el caso de la limpieza manual, en la que la exposición tiende a ser mayor que en los procesos de limpieza más automatizados. La limpieza de contactos, por su misma naturaleza, es muy manual, por lo que el control estricto de la exposición a productos químicos suele representar un gran reto. ¿A cuántos electricistas ha visto usar un respirador? La mejor opción es evitar los solventes más tóxicos, incluso si son legales y fáciles de conseguir.

     

El método más rápido y sencillo para identificar un posible problema son los pictogramas (consulte el símbolo en forma de rombo anterior) del Sistema Globalmente Armonizado (GHS, por sus siglas en inglés). Si ve el pictograma de toxicidad crónica (rombo que tiene una persona con una explosión en el pecho), eso significa que el producto contiene algo que puede causar efectos a largo plazo. Eso no necesariamente significa que se trata de un carcinógeno, pero debería alentarle a revisar minuciosamente la Ficha de Datos de Seguridad (FDS). Es posible que deba tomar medidas especiales para reducir la exposición personal o, si eso no es posible para el uso que le da, evite el producto por completo. El pictograma de toxicidad aguda (rombo que tiene un cráneo y huesos cruzados) significa que el producto puede tener un efecto sobre la salud a corto plazo. Nuevamente, revise la FDS minuciosamente si ve este símbolo

Ningún limpiador de contactos de Chemtronics contiene solventes tóxicos como nPB, TCE o Perc. Si bien aún debe prestar atención a las advertencias de la etiqueta y la FDS, así como usar el equipo de protección personal (PPE, por sus siglas en inglés) adecuado, los requisitos no serán tan exagerados para mantenerse dentro de un margen seguro de exposición.

 

¿Hay problemas ambientales relacionados con el uso de desengrasantes?

Anteriormente, la reducción del ozono era uno de los problemas sobre el uso de limpiadores de contactos que contenían clorofluorocarbonos (CFC), como el antiguo freón, e hidroclorofluorocarbonos (HCFC), como el AK-225. Dado que dichos solventes ya no se encuentran disponibles en el mercado comercial de Norteamérica, la atención se ha centrado en los compuestos orgánicos volátiles (COV), solventes que se añaden al smog o solventes con alto potencial de calentamiento global (PCG). Algunas regulaciones estatales (por ejemplo, de la Junta de Recursos del Aire de California o CARB, por sus siglas en inglés), municipales e incluso específicas de la industria restringen el uso de materiales con alto contenido de COV o PCG.

Para complicar las cosas, distintos organismos definen y miden de manera diferente los COV. Un limpiador de contactos puede considerarse bajo en COV de acuerdo con la definición estándar de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), pero podría ser alto según la CARB. Si se busca que sea bajo en COV, Electro-Wash® VZ, Electro-Wash CZ, Electro-Wash QD y Electro-Wash PR de Chemtronics son excelentes opciones a considerar.

 

Desengrasantes y limpiadores de precisión Electro-Wash® y Max-Kleen™ de Chemtronics

La línea completa de solventes de alta pureza de Chemtronics® consta de los productos más puros y eficaces diseñados para la limpieza y el desengrasado delicados de componentes electrónicos, ensamblajes eléctricos y piezas sensibles. Cada desengrasante y producto de limpieza posee propiedades únicas que son adecuadas para aplicaciones específicas, desde la limpieza de precisión de piezas sensibles a los solventes hasta el desengrasado de equipos eléctricos y electrónicos. Varios de estos productos se pueden utilizar en sistemas de limpieza desengrasantes ultrasónicos, por inmersión y a vapor.

Los limpiadores desengrasantes Electro-Wash® están diseñados para limpiar una amplia variedad de suciedad, aceites, grasas, óxidos y contaminación debida al manejo de equipos y ensambles entre los que se encuentran:

  • Uniones de cables metálicos y de fibra óptica
  • Motores y transformadores
  • Controladores Lógicos Programables (PLC, por sus siglas en inglés)
  • Conjuntos neumáticos e hidráulicos
  • Aparatos eléctricos y electrónicos
  • Medidores/Dispositivos de medición

Los desengrasantes Max-Kleen™ de uso rudo están a la altura de sus tareas más difíciles. Estos limpiadores de uso industrial permiten eliminar de manera rápida y sencilla la grasa, el alquitrán, el asfalto, el aceite y la mugre. Para la potencia adicional que sus tareas de desengrasado difíciles requieren. Recomendados para todos los usos de desengrasado, incluyendo:

  • Embragues, armazones, generadores y compresores
  • Motores y equipos eléctricos
  • Rodamientos, cadenas, cables, poleas y engranajes
  • Frenos, resortes y volantes

Nuestro personal de asistencia técnica estará encantado de hablar sobre los productos con usted y responder todas sus dudas o preguntas técnicas. Consulte la guía de selección de limpiadores de precisión y desengrasantes de Chemtronics [https://www.chemtronics.com/cleaner-degreaser-selection-guide].

 

Para recibir muestras o asistencia técnica, envíe un correo electrónico a askchemtronics@chemtronics.com o llame al 770-424-4888.

Electro-Wash Delta Cleaner Degreaser

Extra-strength, nonflammable electronic cleaner and degreaser

Flux-Off Delta

Extra strength, nonflammable solvent that removes heavy and encrusted flux deposits
No terminó de enviar su información para solicitar una muestra